El gas doméstico que usamos comúnmente para cocinar, bañarnos, etc. es también llamado gas licuado del petróleo, y en realidad es una mezcla de gases que se encuentran disueltos en el petróleo o presentes en el gas natural. Sus componentes son fáciles de condensar (licuar) y de ahí proviene su ...